Sobre la Logia Simón Bolívar

Construyendo el Futuro

 

El 23 de Enero de 2018 se funda la Respetable Logia Simón Bolívar bajo la obediencia de la Gran Logia de Argentina de Libres y Aceptados Masones.

Un grupo de masones venezolanos inmigrantes y exiliados, residentes en Buenos Aires – Argentina, se reunieron en un punto geométrico sólo conocido por los hijos de la viuda con el objeto de solicitar los auspicios de la Gran Logia de Argentina, auspicios que les fueron otorgados el día 9 de Febrero de 2018, bajo Decreto N° 7575.

La logia fue consagrada e instaladas sus autoridades el día 5 de Marzo de 2018 por el Gran Maestre Jorge Angel Clavero y la Carta Constitutiva que se les otorgó fue inscripta con el número 646 en el respectivo registro de la Gran Logia.

Los objetivos generales que justifican el levantamiento de columnas de esta logia son de carácter netamente filantrópico y humanitario, relacionados directamente con la terrible situación socio política que vive Venezuela desde hace ya algunos años y que ha ocasionado que un gran número de venezolanos hayan salido del país, protagonizando el primer gran “Éxodo venezolano”, fenómeno social nunca antes visto en ese país desde que llegara Colón en su tercer viaje en 1498. Para la segunda mitad del siglo XX había tres naciones cuya población no emigraba hacia otras latitudes: Francia, Brasil y Venezuela, a nivel global eran los ciudadanos que encabezaban la lista de esos pueblos que preferían permanecer en sus territorios que salir en búsqueda de otros mundos.

Una Migración Inusual

 

La palabra éxodo proviene del latín “exŏdus”, y éste del griego ἔξοδος, “éxodos”, que significa “salida”. Pero este éxodo, dista mucho de las migraciones normales conocidas históricamente entre nuestros países latinoamericanos, donde personas en circunstancias económicas y sociales normales abandonan sus países en grupos reducidos y de forma paulatina. Este éxodo guarda más similitud con la abrupta salida de los europeos durante la 1ra Guerra Mundial, o de los Armenios durante el terrible genocidio del que fueron victimas entre 1915 y 1916, o del pueblo Judío durante la 2da Guerra Mundial.

Las estadísticas oficiales a 2017 nos indican que en menos de 5 años casi cinco millones de venezolanos han abandonado su país, su destino principal: EEUU y Europa, en segunda instancia nuestros países sudamericanos. Se estima por ejemplo que ciento treinta mil venezolanos se encuentran hoy en territorio chileno, unos cien mil en el territorio peruano, otros cien mil en Panamá y Ecuador y cerca de setenta mil hacen vida actualmente en Argentina.

La penosa situación económica, social, política y hasta humanitaria por la que atraviesa el pueblo venezolano, se evidencia en su desespero por dejar la tierra que los vio nacer, al punto de verse obligados a salir del país bajo las condiciones que sean. Se estima que a Argentina han ingresado anualmente un promedio de 15mil venezolanos desde el 2012. Esto no escapa a nuestra augusta orden, y es así como también un gran número de QQ.·.HH.·. venezolanos y sus familiares se están viendo forzados a salir del país de forma apresurada, en situaciones precarias, sin un lugar fijo donde llegar, con muy poco dinero y con más incertidumbres que certezas.

 

Uno de los objetivos de esta iniciativa es el de reunir a todos los masones venezolanos en Argentina, para ayudarles, fortalecerlos y cimentar en ellos una estructura socioeconómica estable, que les permita proyectar también su apoyo a todo aquel venezolano que lo necesite. Todo Q.·.H.·. venezolano que desee unirse a nuestra iniciativa, tendrá las puertas abiertas y será bienvenido a nuestro taller, siguiendo por su puesto para ello los lineamientos de regularidad establecidos en los RR.·.GG.·. de nuestra Gran Logia de Argentina de Libres y Aceptados Masones según cada caso en particular. De esta forma sumaremos más y más voluntades en las actividades filantrópicas que llevemos adelante, centradas por supuesto en ayudar de forma organizada a los QQ.·.HH.·. venezolanos y a sus familiares, y luego, si el G.·.A.·.D.·.U.·. nos da fortaleza, ayudar también a los venezolanos no iniciados, residentes en el territorio argentino.

Como masones, es nuestro deber fungir como institución defensora de los más débiles, mediante la filantropía y nuestra indestructible cadena de unión, nos enfocaremos en una estructura de trabajo mutuo para con la ayuda de todos los hermanos que deseen colaborar, instrumentar mesas de ayuda solidaria, para brindar asesoría legal, consejo y sobre todo apoyo moral, a los venezolanos, tanto (QQ.·.HH.·. como profanos), que aún están en Venezuela y que han decidido tomar sus maletas con destino a Argentina.

Otro aspecto que no podemos dejar de lado está relacionado a la crisis humanitaria de salud declarada por el Parlamento Venezolano durante 2016, evidenciada en la carencia de más de 870 fármacos esenciales tanto en farmacias como en hospitales; se ha imposibilitado atender cuadros tan básicos como la bronquitis, debido a la imposibilidad de encontrar antibióticos; resultando como lamentable consecuencia en muchos casos la muerte de los pacientes, sobre todo de niños y de ancianos. A esta ausencia de antibióticos se suma también la ausencia de hipertensivos, anticonvulsivos, anticoagulantes, anticonceptivos regulares, algunos tipos de antimicóticos y también algunos medicamentos para el cáncer. Pacientes con patologías cancerígenas, portadores del VIH, hipertensos y diabéticos, entre otros, deben peregrinar por las farmacias de todo el país en busca del tratamiento farmacológico que requieren para sobrevivir, conseguir que se lo envíen de otro país o caer en el mercado ilegal, se convierte en tal vez la única esperanza.

Intentar ayudar en este sentido tal vez sea visto como quien ofrece un vaso de agua en el desierto, pero si lográramos enviar al menos un medicamento que no se consiga en Venezuela para algún Q.·.H.·. enfermo en Venezuela, y si con esta acción hacemos que mejore su condición de vida, o en el mejor de los casos que recobre su salud, tal vez estemos entonces sentando el precedente que convierta ese vaso de agua en un manantial del que puedan beber muchos otros QQ.·.HH.·.

Para esto, nos ponemos a total disposición y ofrecemos nuestro total apoyo y organización en las actividades que lleven adelante en este sentido, nuestra noble comisión de filantropía y nuestro Gran Hospitalario, nuestra intención es ayudar a este noble pueblo venezolano, pero sobre todo a nuestros QQ.·.HH.·. venezolanos.